Excelente y apropiada opinon que salio hoy en La Nacion

ACLARACION: No conozco al autor de esto pero me pareció tan genial lo que escribió que me animo a tomarlo prestado para este espacio. No puede ser tan tristemente exacto.

Volver al secundario

Por Mex Urtizberea Para LA NACION

Alguna vez la modificación fue reemplazar primero inferior y primero superior por primero y segundo grado y llamar séptimo a lo que era sexto. Mientras tanto, las composiciones siguieron aferradas al tema “La vaca”, los hechos históricos siguieron siendo cuentitos recitados de memoria; la ortografía, un dictado con nota. Los accidentes geográficos, un rosario de palabras; la germinación de porotos, un fracaso. El objeto directo, un objeto que adorna el cuaderno cual florero; la disciplina, algo que consiste en ser puesto de florero. Alguna vez la modificación consistió en reemplazar el 10 (diez), el 7 (siete) o el 1 (uno, en rojo), por “alcanzó los objetivos”, “no los alcanzó”, “apenas los arañó” o “los superó”, y en dejar de decir “llevarse una materia a diciembre”, para decir “recuperar objetivos en diciembre”. Mientras tanto, despejar equis siguió siendo una actividad mecánica del brazo. El análisis sintáctico, poner rayas bajo las palabras; la lectura, una obligación. Las obligaciones y derechos de los ciudadanos, el título de un capítulo del Manual de Educación Cívica, o de Instrucción Cívica, o de Formación Cívica, o de Formación Etica y Ciudadana o E.R.S.A. Por momentos, la educación se vio atravesada por la discusión de prohibir o no el uso de la calculadora en el aula, o el uso de celulares, o de la pelota de fútbol en el recreo. Mientras tanto, los chicos siguen aburriéndose en las aulas, dando lo mejor de sí mismos sólo en los recreos, donde sí se divierten. Alguna vez la modificación fue que el primario ya no durara siete años y el secundario cinco, sino nueve el primero y tres el segundo. Y reemplazar el nombre de primario por el de EGB, y el de secundario por el de polimodal. Mientras tanto, la comprensión de texto de los alumnos siguió siendo incomprensible, la división con comas, una empresa casi imposible; la capacidad de relacionar sucesos históricos, una asignatura pendiente; el presupuesto educativo, los sueldos docentes y el nivel de modernización de los institutos de formación docente, bajos, reprobados.
* * *
Esta vez, la modificación intenta ser que la EGB ya no dure nueve años, sino seis. Y que el polimodal vuelva a ser secundario, y de seis años de duración. Mientras tanto, vale la pena plantearse algo parecido a un problema de regla de tres simple: Si X cantidad de veces se ha cambiado la forma de una cosa para que cambie el fondo de la cosa y nada ha cambiado, ¿cuánto tiempo deberá pasar para que se comprenda que los cambios deben producirse de fondo? Difícil es resolver un problema si no se ha aprendido a razonar en la escuela. Por el momento, parecería que lo único que verdaderamente hay para celebrar en materia de cambios educativos es que los maestros hayan dejado de usar el puntero para pegarles a los alumnos, quienes ahora pueden aprender en libertad. Esperemos que a nadie se le ocurra en el futuro querer poner esto en carpeta.
Link corto: http://www.lanacion.com.ar/739092

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s