Editorial El Cronista

Sorry: Se que abuso en el copy paste de notas y editoriales. Pero es que, al reves de la “tradicion bloggera” que se supone, o se teme, que compite con el periodismo tradicional, yo creo que es muy util poder juntar en un lugar comun, las mejores cosas que gente ha producido, si al final cumplen con el objetivo del blog.
Hasta que llegue el momento de poder escribir ideas de como hacer una sociedad mejor, al menos es bueno ir contando todo lo que esta pasando.

Aclarado esto, creo que vale la pena leer el editorial de hoy del Cronista.

La Cumbre le dejó dos enseñanzas a Kirchner

La Cumbre de Mar del Plata dejó muchas lecciones para el Gobierno. Las más obvias son dos: una referida a las formas con las que se expresa y actúa el presidente argentino y la segunda a la falta de coordinación con Brasil en materia de política exterior pese a que forman un mercado común.

El tono crítico permanente y los modales duros con los que el presidente Néstor Kirchner suele utilizar con los empresarios está muy alejado del mundo de la diplomacia en el que se mueven, habitualmente, los primeros mandatarios.

Primero que nada habría que distinguir entre modales duros y posiciones duras. Porque no es lo mismo. Se puede mantener una posición muy dura, es decir, sin flexibilidad ni atenuantes por mucho tiempo, pero manteniendo el vocabulario y los modos de la diplomacia.

Otra cosa es tener modales duros: hay que tener el petróleo de Venezuela y una industria paupérrima, sin nada para exportar, para usar el lenguaje de Hugo Chávez contra los Estados Unidos sin costo para su país.

Ésta es una lección que el Presidente tendrá que aprender.

Otra enseñanza tiene que ver con la falta de estrategia común con Brasil. Esta falta de coordinación fue patente también cuando vino al país, hace un año, el presidente de China, Hu Jintao. Tanto la Argentina como Brasil decidieron concederle a ese

país el estatus de economía de libre mercado (lo que vino a llevarse Jintao) pero sin llevar a cabo una negociación conjunta. Cada uno actuó en forma independiente, sin aprovechar la fortaleza que podría haberles dado (muy especialmente a la Argentina) sumar a ambos mercado en la discusión con China.

Si la idea es integrarse y negociar a través del Mercosur entonces primero hay que fortalecer la relación con Brasil. Lula da Silva tiene el mismo (o aún mayor) convencimiento de que un ALCA con subsidios agrícolas de los países industrializados es perjudicial para la economía de la Argentina y Brasil. Sin embargo, dejó que fuera sólo Kirchner el que pagara todos los platos rotos por oponerse a la embestida de Estados Unidos a favor del ALCA.

Acordó un encuentro en Brasilia en el que tuvo todas las deferencias a favor de Bush que Kirchner le negó en Mar del Plata.

Tampoco hubo funcionarios brasileños en la anti-cumbre, como sí hubo diputados kirchneristas y funcionarios del Poder Ejecutivo que estuvieron en los actos contra George Bush. Esto no debería sorprender porque, de hecho, debe ser la primera vez en la que funcionarios de un gobierno participan en un acto armado para criticar a un presidente que será recibido por el primer mandatario de ese país ni para enfrentar a una Cumbre en la que participa su presidente. Si algo similar pasara en alguna empresa, el CEO no tendría ninguna duda que debe despedir a ese empleado

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s