Entre 2005 y 2006 I

A seguir extractos de varios articulos del sabado. En el proximo post algunos comentarios personales.

Editorial La Nacion Sabado 31
Una invitación a meditar

Los argentinos terminamos 2005 con un crecimiento económico que, al igual que en los dos últimos años, ronda el 9% anual, al tiempo que las cuentas fiscales concluyen con un superávit primario muy elevado y el consumo con motivo de las fiestas ha trepado a niveles de las mejores épocas.

En estos momentos de celebraciones y de reflexiones, es fundamental que la probablemente efímera euforia consumista que vive una porción de los argentinos no nos haga olvidar algunos aspectos que ensombrecen cualquier balance del año que se está extinguiendo.

Este 2005 concluye también con datos que deberían alarmarnos. Más de la mitad de los niños que asisten a la escuela no han llegado a tener los 180 días de clase que se consideran necesarios para un aprendizaje de calidad; nuestro país siguió batiendo récords internacionales en materia de muertes por accidentes de tránsito; la inseguridad continuó siendo un serio problema al que, lamentablemente, nos vamos acostumbrando; entre desocupados y subocupados, el 24% de la población económicamente activa tiene problemas de trabajo -una cifra, por cierto, bastante menor a la de principios de 2002, aunque igualmente preocupante-; el 47% de los trabajadores está en negro, y casi el 40% de los argentinos está considerado por debajo de la línea de pobreza.

El año también termina con un inquietante nivel de inflación, que prácticamente duplicó al de 2004 y constituye una amenaza para el nuevo año, en tanto carcome el poder adquisitivo de los segmentos más pobres de la población.

Un paso importante dio el gobierno nacional al lograr un nivel de adhesión del 76% a su propuesta de canje de la deuda pública con acreedores privados, con una elevada quita de capital que casi no reconocía antecedentes en la historia económica mundial. No menos relevante fue el anuncio del pago anticipado del total de la deuda con el Fondo Monetario Internacional. Aunque esta última decisión puede ayudar a revertir la pésima imagen de un país acostumbrado a renegar de sus compromisos externos, resultó cuestionable porque afectará nuestras reservas internacionales y, fundamentalmente, porque se concretó pasando por alto la autonomía del Banco Central.

Estos dos hechos que signaron la economía argentina en 2005 no pueden hacernos caer en la tentación del exitismo o de festejar nuestra salida de la sala de terapia intensiva pensando que podemos volver a los viejos vicios que, en su momento, nos llevaron a la internación con diagnóstico grave y pronóstico reservado.

En el campo político, las elecciones legislativas del 23 de octubre le dieron al Gobierno una posición mucho más cómoda en el Congreso. Sin embargo, no parecieron otorgarle la serenidad requerida para enfrentar los problemas del país respetando la independencia de los poderes y tolerando las disidencias. En lugar de generar un gobierno más abierto al debate de ideas y a la búsqueda de consensos que se trasladen a la construcción de políticas de Estado, el titular del Poder Ejecutivo pareció mostrarse cada vez más preocupado por seguir concentrando poder aun a costa de algunos abusos, de errores puntuales -como el despido del ministro Roberto Lavagna- y de cierto menosprecio por la calidad de las instituciones.

El resultado electoral también dejó un dato llamativo: allí donde la pobreza es mayor, menor es el cambio político. Al mismo tiempo, no pocos distritos evidenciaron una caída en la participación. Si la política no cambia, la ciudadanía tiende a desilusionarse y a participar menos aún. Y si no aumenta la participación, difícilmente vaya a mejorar la política.

Frente a este círculo vicioso, que nunca podrá ser tapado por cierta fiebre del consumo alentado por las fiestas de fin de año, será vital que los ciudadanos y la dirigencia meditemos profundamente.
Link corto: http://www.lanacion.com.ar/768959
————————————————————————————-

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s