Consejo de la magistratura

Esto es increible. Por eso merece ser registrado. Recuerdo las primeras paginas de los diarios en aquella epoca. Todas las reformas que iban a hacer…..

LA Nacion Domingo 26 de febrero de 2006

Tras la reforma: drástico giro en la política del Gobierno
Kirchner había propuesto otra ley en 2004

El Gobierno había anunciado un proyecto para reducir sus miembros en el Consejo; ahora, los elevó

Cuando aún debía legitimar su gestión y padecía la debilidad política de la crisis de inseguridad y de un acceso al poder con sólo el 22% de los votos, Néstor Kirchner envió al Congreso un proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura opuesto al que impuso por la fuerza el miércoles último: reducía la representación política en el Consejo a una mínima expresión, mientras que la ley actual la aumentó y le dio el control al oficialismo. La iniciativa había sido incluida en el gran plan de seguridad que anunció Kirchner junto a todos sus ministros con un gran acto en la Casa Rosada el 20 de abril de 2004. Ese paquete había sido diseñado por el entonces ministro de Justicia, Gustavo Beliz, y nunca se llegó a aplicar. Sin embargo, había tenido el pleno respaldo del Presidente. El proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura reducía sus miembros de 20 a 12. Y de ellos, sólo dos eran designados por el Congreso (uno por el Senado y otro por Diputados). La elección en cada cámara podía o no recaer en un legislador. Además, se preveía un representante del Poder Ejecutivo. Esos tres eran los únicos delegados del sistema político. Y el argumento al que acudió el Gobierno entonces era “despartidizar” el Consejo. El proyecto llevaba las firmas de Beliz, del Presidente y del jefe del Gabinete, Alberto Fernández. Incluso, en un aviso publicitario publicado en todos los diarios del 25 de abril de 2004, la Presidencia de la Nacion comunicó que se había decidido “transformar el Consejo de la Magistratura en un órgano eficiente, acentuando la transparencia de los procedimientos de selección de sus integrantes”. Y agregaba que los nuevos miembros “deberán ser juristas y pasar por un procedimiento de consulta y publicidad previa”. El aviso oficial mencionaba otras decenas de medidas de seguridad y de reforma judicial, como la de crear un FBI, que fueron abandonadas. Politización Se buscaba en ese entonces reducir la composición “politizada” que rige actualmente en el Consejo: 20 miembros, de los cuales 8 son legisladores (cuatro diputados y cuatro senadores; dos oficialistas por cada cámara), a los que se agrega un delegado del Poder Ejecutivo. El proyecto de Beliz surgió en un momento de apremio por las marchas multitudinarias de Juan Carlos Blumberg en reclamo de seguridad. Kirchner le dio todo su apoyo. Pero a poco de ingresar en el Senado, la iniciativa fue cajoneada. En el bloque de senadores oficialista lo criticaban en voz baja: “Beliz tiene un discurso antipolítica”, decían. La senadora y primera dama Cristina Kirchner y los senadores Miguel Angel Picheto, jefe del bloque del PJ, y Jorge Yoma condenaban el texto: poco tiempo después ya no era “el proyecto del Gobierno,” sino “el proyecto de Beliz”. La iniciativa sirvió como excusa para que Cristina Kirchner, que preside la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta, introdujera el tema en la agenda. Tomó la iniciativa de Beliz y otra de Yoma, entre otras, como base y las modificó en su letra actual. Así, la nueva ley 26.080, sancionada el miércoles último por 149 votos contra 89, reduce la composición del Consejo de la Magistratura de 20 a 13 miembros, de los cuales siete son representantes políticos -la mayoría del Consejo-, y 5 de ellos le corresponden al oficialismo, distribuidos de la siguiente manera: dos diputados, dos senadores y un representante del Poder Ejecutivo. Los seis miembros restantes son: tres jueces, dos delegados de los abogados de la matrícula federal y uno del ámbito académico. La idea de “despolitizar” el Consejo fue reemplazada por la de “politizarlo”. El argumento oficial es ahora darle mayor participación a la “voluntad popular” y menos a las “corporaciones vetustas” de abogados y jueces. Con cinco miembros, el oficialismo puede bloquear cualquier designación o destitución de jueces. Tras un triunfo electoral rotundo que fortaleció a Kirchner y con mayorías en el Congreso, otros son los tiempos y las necesidades.

Link corto: http://www.lanacion.com.ar/784077

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s