Juego macabro y surrealista. Pasado y futuro?


Que mas comentar sobre los hechos ocurridos el dia de ayer durante el traslado de los restos de Peron?
Links y mas links tendra este post. No vale la pena ahondar pero si mostrar los comentarios.

Sobre el muchacho que disparo:

http://www.clarin.com/diario/2006/10/18/um/m-01292546.htm
Cuantos otros disparan siempre pero no hay camaras para probarlo……

Sobre la zona liberada:http://www.clarin.com/diario/2006/10/18/elpais/p-00801.htm
Solo una sociedad muy enferma puede sacar a las “fuerzas del orden” de ciertos lugares porque confia mas en otra gente que en ellas mismas…..

Ricardo Roa, siempre claro y lucido dijo en Clarin:

Los barrabravas de la política
Tal vez la escena más patética de la inconcebible violencia que explotó ayer alrededor del cadáver de Perón haya sido la menos vista en la TV: el féretro y el cortejo paralizados a unos 20 kilómetros de la quinta de San Vicente. La cureña no podía avanzar porque la batalla estaba desatada. Ni podía retroceder a Chacarita de donde había partido. Era un cadáver sin espacio, con su destino final expropiado por el descontrol y la locura.La irrupción del pasado fue tan fuerte que por momentos la memoria de Ezeiza era idéntica a lo que mostraba la televisión. Como si todo hubiera quedado paralizado hace ya demasiados años, así como quedó paralizado el ataúd sin paz con los restos del General.La política se esfumó bajo las manos dispuestas a golpear de las patotas. Un energúmeno, chofer de un jefe sindical, disparó a cara descubierta y con su arma expuesta sin vergüenza. Como si matar estuviera bien. Y gozara de la impunidad para hacerlo. Otra columna entró con un grito anacrónico y sin embargo redivivo: “Ni yanquis ni marxistas, peronistas”. El anacronismo no anestesiaba a nadie: volaban palos y piedras. Y lo que consiguieron fue destruir el mismo museo de Perón a quien supuestamente fueron a homenajear.No hubo esta vez una disputa ideológica. Aunque todo fue por el control del palco, como en Ezeiza. Cuando el cajón logró ingresar, la pelea recrudeció y comenzaron discursos lejanísimos a la realidad, en un palco distante de todo, excepto de la voluntad de poder volátil que podía otorgar un primer plano durante unos instantes. Pero para entonces, la violencia y el grotesco se habían devorado ese rédito. Esa violencia era posible y previsible. Y ocurrió sin que nadie hubiera tomado un solo recaudo. Hasta el mismo Presidente iba a concurrir. Perón fue al fin instalado sin paz en el mausoleo. Sin la serenidad que requería un día que se presumía histórico y al que barrabravas y no militantes convirtieron en un infiernoAdemas buenos comentarios y links en: http://josebenegas.blogspot.com/

Y en La Nacion:

Sergio Berenstein:
http://www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=850378&origen=relacionadas

Ademas de muchos otros: Morales Sola, Rosendo Fraga, Alfredo Leuco.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s