Category Archives: Cristina Kirchner

100 dias de furia (Escrito por Martin Pitton en su blog)

El mejor resumen de estos 100 dias de increible conflicto esta en el blog de Martin Pitton

Aqui esta:

Retenciones. Retenciones móviles. Pools de siembra. Guillermo Moreno. Moreno y el karateca. Moreno sacado. Pendejo. Martín Lousteau. Se fue. Escrache en Francia. Es Lassie. No, es Moreno. ¿Y el karateka? Un amigo. Los precios suben. Inflación del 0,6 por ciento. Un chiste. No me importa. A nadie le importa. Mercados de Futuro. De Angeli. El puño crispado. Golpistas. Cacerolas. Doble comando. Comando único. Néstor. Néstor presidente. Presidente de todo y de todos. Néstor es mi marido. Néstor te amo. No. Se pelean en Olivos. Mentira. Soja. Yuyo. Sojización. Frontera agrícola. Cuota Hilton. Nos putean los europeos. ¿Carne argentina? No hay. Coman Sushi. Eduardo Buzzi. Luciano Miguenz. Llambías. Oligarquía vacuna. Oligarquía láctea. A desalambrar. Soberanía alimentaria. Mesa de enlace. Plaza del Sí. Plaza del No. Plaza del Amor. Mi Plaza es más larga que la tuya. Te grito pero dialogo. Te pego. Te odio. Te quiero. Peronismo. Somos los muchachos peronistas. Somos todos peronistas. Yo no lo voté. No como soja. Los chanchos chinos comen soja. No pasarán. Luis D’Elía. Ceclia Pando. Apoyo logístico. Que se muera la puta oligarquía. Sos blanco. Sos Negro. Soy Evita. Soy Cristina. Clarín miente. Letras de molde. La Cámpora. Máximo Kirchner. No hay inflación. No hay crisis. La plata no me alcanza. Las encuestas bajan. Que se vayan. Que se queden. Que terminen. Macri tapa baches. ¿Quién es Macri? Un señor con onda. El Congreso no hace falta. ¿El edificio grande? No. Una escribanía. Más democracia. Vamos al Congreso. Libro cerrado. Libro abierto. Código Aduanero. Son un impuesto. Las retenciones no son un impuesto. Agustín Rossi. Aníbal Fernández. ¿Alguien se acuerda de López? No les alcanza con esta Presidenta. No jodan. ¿Qué quieren? Gracias Cristina. Los ruralistas son los culpables. Se casó Wanda Nara. ¿Es virgen? Sí. Desabastecimiento. Mesa de los argentinos. Alimentamos a 400 millones de personas. No alimentamos a 40 millones. Tengo un blog. Cumplió un año. Feinmann dice que cualquier pelotudo tiene un blog. Soy un pelotudo. Perdón, Feinmann. Incendios. No quedan detenidos. Piccolotti. Aviones Hidrantes. Nos quieren desprestigiar. Humo. Más humo. No puedo respirar. Se agotaron los barbijos. Los barbijos no sirven. Volvió Susana. Vamos al paro. Levantamos el paro. Mesa de diálogo. Nadie dialoga en la mesa de diálogo. Tregua. Paramos la tregua. Son los que más ganan. Somos los que más perdemos. No sembramos. Trigo. Silo bolsa. De Vido, siempre De Vido. Renta extraordinaria. 4×4. Volvemos al paro. Golpistas. Murió Bernardo. Cortan los camioneros. Cortes buenos. Cortes malos. Cortes de negros. Cortes de blancos. Los camioneros no laburan. Seguimos de paro. Gendarmería le da un beso a De Angeli. Lo meten en un camión verde. Sí, verde. De Angeli tiene panza. Cortamos. No cortamos. Pasan todos o no pasa nadie. Soy Pablo, Pablo Moyano, el hijo de Moyano. Salen las cacerolas. Se guardan las cacerolas. Son desestabilizadores. Alberto Fernández negocia. Alberto Fernández está de salida. Carlos Fernández. ¿Quién es? El ministro de economía. Ah, cierto. Kirchner es el ministro de economía. También. Soy la Presidenta. Soy mujer. Me la hacen más difícil. Soy militante. Salgan de las rutas. Respeten la Constitución. ¿Nosotros también? No los del corte por Botnia son buenos. Piquetes. Piquetes de la abundancia. Piquetes de negros. Piquetes de blancos. ¿Los pelirrojos? No hay pelirrojos. Ojo que viene el Observatorio de medios. Defendemos la democracia. Somos la nueva política. Hola Curto. Hola Descalzo. Somos la vieja política. Te amo, te odio, dame más. Charly internado. Charly chapita. Todo sigue. Nada para. Duhalde, que es Eduardo Alberto. Chiche que también es Duhalde. Pero no es Eduardo Alberto. Desestabilizan. Todos son matrimonios. Soy la Presidenta. Cuatro señores que no los eligió nadie. Desestabilizadores. Oligarcas. Ricos. Codiciosos. Nazis. Argentina Brasil. Un embole. No sabés de football. No opines. Opino igual. Hola Lilita. ¿Cuándo parimos? Hilary quiso ser Cristina. Hilary no es Cristina. Obama le ganó. Obama es negro. ¿Luis lo quiere a Obama? La valija de Antonini. ¿Te acordás? No, qué valija. Armen un partido. ¿Lavagna? Desapareció Lavagna. ¿López Murphy? Desapareció López Murphy. ¿Blumberg? No sé quién es. El ingeniero. Ah. No me acuerdo. Capitanich. Capitanich sojero. Capitanich en contra de las retenciones. Capitanich a favor de las retenciones. La mujer de Capitanich defiende a Capitanich. Quiero nafta. No hay nafta. Va a llover gas oil. No llueve. Empieza a caer el consumo. Mentira. Es una campaña. Hay cadena. No hay cadena. Quiero la cadena. Aislamiento. Me gusta Fito & Fitipaldis. El gobierno está solo. El gobierno está con los muchachos. Preséntese a elecciones. 10 días. 30 días. 60 días. Esto sigue y no para. 80 días. 90 días. 100 días. ¿Falta mucho? No sé. Callate.

Advertisements

100 dias de conflicto campo/retenciones gobierno/autoritarismo

Verdades:
-Las retenciones a mas del 35% son confiscatorias (no estan peleando para no pagar retenciones sino por no hacerlo por mas del 35%)

-No se pueden cortar rutas bajo ningun concepto

-Los gobiernos se dedican, por lo general, a resolver problemas y no a organizar actos. (Morales Sola)

-El acto de ayer (que fue muy bien organizado y pacifico) fue innecesario y resulto provocativo al cuete.

-Este gobierno (tal como obviamente iba a pasar) habla de institucionalidad y es todo lo contrario.

-Usar cadena nacional para cada acto solo otorga confusion. (el dia que realmente haya algo importante y nuevo para comunicar va a pasar desapercibido). Ademas confunden gobierno y partido (Ambito Financiero).

-Paso otra jornada de movilizaciones/cortes/asuetos/discursos/declaraciones/cortes….demasiado. Hay que parar con todo eso y trabajar. (ambito financiero)

– ¿Qué problemas se resolvieron ayer luego de que se llenara la Plaza de Mayo con personas movilizadas por intendentes del conurbano y por los sindicatos? Hubo muchas personas y muchos colectivos para trasladarlas. Algunos asistentes mostraron de manera tan patética su falta de entusiasmo político que abandonaron la histórica plaza antes de que la Presidenta terminara su discurso. Los pocos y raleados aplausos que hubo para esa oración presidencial indicaron también que muchos no sabían por qué estaban ahí. (Morales Sola)

-Yo vi en las imagenes mucha gente que no parecia pagada…no seria la mayoria pero habia gente que realmente creia en lo que estaba haciendo.

-Agrego que enterarse lo que pagan por asistir es muy triste y resulta increible pensar que los gobernantes realmente creen que ese pueblo es “suyo”. (en rigor de verdad lo es mientras tengan la chequera).

-La sociedad esta mas fragmentada que nunca

-La mentira y la tangiversacion de los hechos y de la historia es moneda corriente del discurso oficial.

-Increiblemente ahora quieren hacernos creer que el mundo nos necesita desesperadamente y no asi nosotros al resto del mundo….

Los masivos cacerolazos de anteanoche fueron una construcción mediática. La Sociedad Rural movilizó caceroleros en Flores, Lugano, La Matanza y Quilmes. Las retenciones a la soja son una medida ideal, y la única, para frenar la inflación del costo de los alimentos. Brasil, Chile y Uruguay se parecen al infierno comparados con el paraíso kirchnerista de la Argentina. Las sangrientas luchas del trágico pasado argentino constituyen la única explicación a los problemas del presente… El matrimonio presidencial redujo ayer a esos conceptos, notables por su grado de aislamiento, la profunda crisis política, social y económica por la que atraviesa la Argentina.( Morales Sola)

-Por mas que el gobierno trate de desvirtuarlo llevandolo al extremo de comparar con los nazis, es muy positivo que cada pueblo (mediante sus representantes, consejo deliberante e intendentes) entre en contacto con los diputados de su circunscripcion para transmitirle sus necesadidades. Nunca antes vi que se produzca tal conexion entre el representante y sus representandos. Los diputados y senadores seran responsables de sus actos frente a sus comunidades. Este podria ser un gran progreso democratico.

-Cada acto del kirchnerismo se ha convertido en un retroceso vestido del ritual de la victoria. Primero echaron mano a las modificaciones del decreto de las retenciones; luego sucedió el anunció público de Cristina Kirchner sobre el destino que le darían a la diferencia de recursos entre las retenciones que había y las que hay, y ayer debieron recurrir al Congreso, cuando se sabía que ése era un ámbito al que no querían ir. (Morales Sola)

Hay muchas mas conclusiones….asi que continuara…..

Cristina “de la Rua”

Todo lo que paso ayer esta reflejado por todas partes…un dia muy triste.
Me parecio muy triste que en semejante momento no haya aparecido la figura de la Presidenta. Con todo lo que significa en nuestro sistema, ella estuvo ausente…muchos criticaban a de la Rua en su momento…autismo..tibieza…y ayer? Que paso si no lo mismo?
Y, para sumar a la confusion que ya citabamos con Moyano (que no tiene ningun cargo en el gobierno) negociando ayer fueron a la plaza de Mayo Kirchner y varios ministros?
Que significa eso sino una profunda confusion institucional?  Ese es el lugar de las autoridades en un momento asi?
Es todo muy triste.

Doble Comando K

Luego del acto de asuncion del nuevo presidente del Partido Justicialista, Nestor Kirchner, pude observar diversos comentarios e interpretaciones en los principales periodicos de Argentina.
La mayoria, tal como se debe hacer, valoro que el mensaje haya sido conciliatorio y, tambien, que Nestor Kirchner haya cedido la palabra a su mujer, la Presidente/a? del pais, Cristina Fernandez en una suerte de demostracion de que no existe el tal “doble comando”.
Si bien es ,en verdad , dificil creer en un mensaje conciliatorio cuando los hechos que demuestran lo contrario son tan contundentes (ni hablar las peleas internas que se desarrollaban adelante de la discursante en ese mismo momento) es realmente destacable que no se haya hechado mas lena al fuego y se hablara de concertacion y dialogo.
De todas formas, para mi hay una paradoja (que nadie que haya leido destaca) que muestra la confusion que hace la pareja presidencial (a esta altura hay que inventar esa expresion ya que son una pareja que gobierna y no una persona) en relacion a las instituciones. Esa confusion es tal que, a mi modo de ver, confunde a los analistas que dicen que tuvo intenciones de mostrar que no existe el doble comando.
El acto de ayer era la asuncion del Presidente del PJ, un acto partidario y no nacional. Quien debia hablar era el Presidente que asumia….Nestor. Justo ahi, no era el mejor lugar para mostrar que Cristina es quien manda. Porque la paradoja se da que en el acto partidario habla la Presidenta de los argentinos y luego quien habla como Presidente de los argentinos (y actua como tal) es el Presidente del partido!!!
Lo que correspondia en mi mundo de fantasias, es que ayer hablara el Presidente del PJ, diera un discurso con buena onda, de construccion partidaria y llamado a los correligionarios y que su mujer, nuestra presidente/a simplemente estuviera sentada a su lado. Y que hoy, en todo caso, ella si hablara, idealmente en conferencia de prensa y no en acto con tono Evita, de los problemas que enfrentamos como sociedad y tendiera un puente de dialogo con el sector agropecuario.
Pero bueno, en realidad, es una verdad de perogrullo lo que digo ya que hace tiempo que las instituciones y las formas prolijas no forman parte de las cosas que la pareja presidencial respeta en general.

PD. Esta manana en un remise, su conductor me contaba del llamado del puntero ofreciendo 100 pesos a su mujer para asisitir al acto…..y ni aun asi habia mucha gente. Se creera esta gente lo de “las bases”?

Tren Bala

No hay energia, los trenes andan pesimo, el sistema de transporte esta colapsado, no sobra la plata pero Cristina K insiste……Esta columna de Nestor Scibona lo explica bien.
Ya haciamos referencia al tema el anio pasado y para colmo leo hoy en Ambito que el gobierno emitira usd 4000 millones al 10% de interes para financiar el proyecto.
No es extrano tanto interes en el proyecto con tantas contras tan visibles?
Porque no cabe dudas que estos trenes son excelentes pero uno deberia ir de menor a mayor no?

Crisis energetica? No! Cristina Kirchner esta preocupada con el calentamiento global!

Son anios ya de verguenza en relacion a este tema. Tarde y sin soluciones Cristina K reconoce  a reganadientes que existe una crisis, claro que provocada por el fenomeno del calientamiento global!!!! Como siempre Argentina es unica e irrepetible. El fenomeno que paraceria manifestarse en todo el mundo de distintas formas en nuestro pais es el CAUSANTE de los cortes de luz. Sera por obra de Bush, la CIA o de Al Gore que solo aqui produce lo que produce.
Pero claro, su lugarteniente Alberto Fernandez por las dudas aclaro..”No hay crisis energetica”.
Vale la pena leer este comentario de Jorge Oviedo en La Nacion al respecto.
Dice entre otras cosas:
“Hay costados de la crisis en los que ningún funcionario parece reparar. Por curioso que suene, la Argentina subsidia con exenciones impositivas la fabricación de equipos de aire acondicionado. El Gobierno recauda impuestos como el IVA cuando se venden en gran número. Pero luego el mismo Gobierno pide que quienes adquirieron esos equipos no los enciendan. Cualquiera podría pensar que es necesario un replanteo de políticas un poco más profundo, que incluya planes algo más sofisticados que el simple hecho de solicitar a los encargados de los edificios porteños los nombres de los vecinos más gastadores. “

Cristina Kirchner y su primer mes de gestion

Para que voy a analizar si Carlos Pagni lo hace excelente en La Nacion de hoy?

La copio abajo mas alla del link. El highligt es mio.

Una gestión que todavía espera un rasgo distintivo

Por Carlos Pagni
Para LA NACION
¿Qué liderazgo tendrá la presidencia durante el gobierno de Cristina Kirchner? Esta es, acaso, la incógnita más relevante que inspira su primer mes de gestión.

No es una pregunta referida a la capacidad de mando, al mecanismo por el cual se consigue el cumplimiento de las órdenes que se emiten. Eso está garantizado. La señora de Kirchner dispone de más recursos institucionales que cualquiera de sus antecesores desde 1983 para que el sistema nervioso del Estado responda a sus impulsos. Además, algunas peculiaridades de su estilo le permiten conseguir un acatamiento casi absoluto. Se le puede preguntar a Daniel Scioli.

El problema es otro. Consiste en saber con qué creatividad formulará sus objetivos. Si modelará estos cuatro años de gestión con un concepto propio. Cuál será su capacidad para comunicar esas metas. Cómo conseguirá que la sociedad argentina identifique los desafíos que ella le propone y comprenda las estrategias elegidas para superarlos. En todo esto, claro, consiste el liderazgo.

Este mes no aportó respuestas alentadoras a esos interrogantes. La selección del personal hace imposible distinguir el gobierno de la señora de Kirchner del de su esposo. Ella no sólo heredó los nombres, también las mañas. Sus colaboradores fueron entrenados durante los últimos cuatro años por una conducción que penaba la iniciativa individual, bloqueaba el intercambio de ideas, estimulaba las intrigas internas y trataba de garantizarse que fuera sólo una persona, el Presidente, quien tuviera acceso al mapa completo de cada encrucijada. Fue la escala de valores que implantó Kirchner entre sus temerosos subordinados. Esta cultura -llamémosle así- está en la genética del “nuevo” gabinete, sólo que sin el control directo de quien la promovía.

Además, esos ejecutores intermedios reconocen en sus cuerpos la fatiga de someterse a la crisis. Y al ex presidente. Julio De Vido ya no soporta su diabetes y basta con mirar una foto de Alberto Fernández tomada en 2003 para advertir los estragos físicos que produjo esa experiencia.

Tampoco en el orden conceptual Cristina Kirchner dio señales, en el mes de su debut, de mirar los problemas de su administración con categorías distintas de las de su esposo. El Gobierno se sigue hundiendo en su receta energética hasta provocar los cacerolazos que quería evitar con el congelamiento de tarifas. Después de intervenir sobre las empresas para que ofrecieran gas y electricidad, ahora entra en las casas de familia para cambiar las lamparitas.

* * *

Tampoco a la inflación el reemplazo de un Kirchner por otro le movió el pelo. Su abordaje sigue obedeciendo a las mismas instrucciones políticas: la negación del fenómeno y la manipulación de los índices. Esta recurrencia en el tratamiento de patologías que se agravan lleva al nuevo gobierno a encontrar todos los días argumentos para sostener que la agenda periodística sobre la economía y la infraestructura es caprichosa. Pero los funcionarios no se muestran igual de imaginativos para inventariar los nudos que sí habría que desatar en los próximos años.

Más llamativa que la adhesión al programa anterior en estos rubros es la abulia oficial en materias que, se suponía, obsesionan a la señora de Kirchner. Al cabo de un mes de trabajo, no hubo movimiento alguno que anticipara ese salto en la calidad institucional que habían prometido sus voceros cuando la postularon para la presidencia. En los últimos 30 días, el único que tuvo una iniciativa en ese campo fue el Congreso, cuando saludó a la nueva titular del Ejecutivo extendiéndole los superpoderes. De una dirigente que atravesó la vida pública envuelta en la bandera de la juridicidad perdida cabe esperar bastante más.

La política exterior era otra escena preparada para que la nueva presidenta diseñara un giro. Pero el vínculo bolivariano, cuya intensidad iba a indicar como ningún otro síntoma la dimensión de ese cambio, no hizo más que reforzarse durante el primer mes de la gestión.

Sea por la solidaridad -más penal que política- que provocaron las noticias de los tribunales de Miami, sea por la gaffe compartida en la selva colombiana, donde acaso Kirchner pensaba corregir la pésima imagen externa que había dejado el “valijazo” de Antonini, lo cierto es que Hugo Chávez fue estos días un protagonista de la vida local más visible que Elisa Carrió.

Es posible que la señora de Kirchner experimente estos escándalos como fatalidades, secuelas indeseables de conductas de su esposo que su gestión se proponía corregir. Por suerte Dios escribe derecho sobre renglones torcidos y la urgencia por disimular la peripecia bolivariana precipitó el reencuentro con Jorge Bergoglio: en las vísperas navideñas, el cardenal le regaló a la Presidenta el episodio más novedoso del mes.

La imagen de un gobierno enredado en el cordón umbilical de la gestión anterior se vio reforzada por la incontenible propensión de Kirchner a aparecer en público.

Cuando todo el mundo monitoreaba el modo, más o menos eficiente, con que la flamante mandataria se conducía ante la primera crisis de su gobierno, la del conflicto con Washington, el ex presidente interrumpió la escena para decir lo único que debía callar: “Que Cristina esté tranquila porque los argentinos no queremos dar un paso atrás”. ¿Es él entonces el garante de la adhesión popular y de la resistencia a cualquier cambio?

De igual modo, cuando se insinuaba el segundo conflicto de la agenda presidencial -el que se abrió con el vociferante Hugo Moyano-, Kirchner abrazó al camionero para sugerirse como seguro de la paz social, tres meses antes de que se reabran las paritarias.

La incursión en la selva terminó por insinuar que Kirchner se encuentra en dificultades a la hora de delegar responsabilidades, mucho más si se trata del gobierno del país, aunque sea en manos de su esposa. No había pasado todavía un mes de su retiro y el ex presidente ocupaba la tapa de los diarios para una operación internacional riesgosísima. Tanto que quien lo convocó a ella, el presidente Nicolas Sarkozy, no comprometió en el trámite más que a su embajador en Venezuela.

* * *

Mientras su esposo le ponía significado al Año Nuevo, la Presidenta huía de los fotógrafos en su retiro de El Calafate. Para un gobierno que comienza, esas vacaciones fueron demasiado prolongadas: reforzaron la sensación de que los funcionarios se quitaban el cansancio de la gestión anterior. Hizo bien, entonces, el gobierno en reponer ayer la figura de su jefa en el centro de la escena, aunque fuera para volver a imputar la crisis energética a la mezquindad empresarial más que a la política que se impuso en el sector.

La conveniencia de que Cristina Kirchner le imprima a su paso por la Presidencia un color propio no deriva de una fascinación abstracta por el cambio.

El contexto en el que su esposo llegó al poder, “con más desocupados que votos”, como ella definió, mutó de manera dramática.

En 2003 el poder político estaba pulverizado y nadie iba a sancionar a Néstor Kirchner porque instaurara un gobierno en el cual “entre el inquilino y el propietario la razón la tiene siempre el inquilino, aunque le corresponda al propietario”, religión cortoplacista definida de ese modo por el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Pero al cabo de cuatro años, la escena se modificó hasta requerir que el país escuche una convocatoria diferente.

Una de las razones que encontró parte del oficialismo para promover la candidatura de la señora de Kirchner fue la hipótesis de que ella estaría más capacitada que su esposo para restablecer el consenso alrededor de reglas y una agenda para el largo plazo.

Ese programa no fue formulado todavía y es el motivo por el cual, después de un mes, sigue sin develarse en el caso de la Presidenta el principal enigma de todo liderazgo: su relación con el futuro.La imagen de un gobierno enredado en el cordón umbilical de la gestión anterior se vio reforzada por la incontenible propensión de Kirchner por aparecer en público